Google+

ES LA HORA...

"Bienvenidos a CRONICAS..."

Marquesina Cronicas"

CRONICAS DE RIDDICKTitulo de la entradaTitulo de la entradaCRONICAS DE RIDDICK

Porque "CRONICAS DE RIDDICK"...

"Llegaste Aqui"

CRONICAS DE RIDDICK 3

redes

Mis Sitios en las Redes

sábado, 26 de septiembre de 2015

2016-2018: EL COMIENZO DE UN LARGO INVIERNO


El año 2017 parece ser uno de esos momentos importantes para la humanidad como conjunto. Tiempo de desafíos y esfuerzo para mantener la estabilidad en medio de un mundo cambiante, de un predominio hacia la ansiedad, el temor y la desesperación. Los instintos básicos de auto preservación estarán funcionando a pleno durante la primera etapa de estos cambios. Quizás es por eso que Saturno en su entrada en Sagitario nos esté tratando de enseñar y ayudar a encontrar nuevas filosofías y objetivos vitales en este tiempo de nuestras vidas.”


Los argentinos deberemos ir acostumbrándonos a la idea inexorable de que estas próximas elecciones no van a servir para poner el país en marcha como lo vienen anunciando los candidatos presidenciales. Ni tampoco habrá posibilidades inmediatas de restituir el régimen republicano perdido, el cual ha sido desbastado y aniquilado desde la aparición del Kirchnerismo en el 2003. Pero, ¿Quién está en condiciones de afirmar con tanta severidad que todo esto realmente pasara? Pues bien, la astrología mundial tiene mucho que ver con los acontecimientos socio-políticos en cada país, y nosotros no estamos ajenos a su influencia, principalmente a partir del tránsito de Plutón en la carta natal de Argentina, que cada 62 años realiza una aspectación semejante a la Luna y el Sol. Para muchos de los que suelen visitar este portal, habrán tenido la oportunidad de leer la nota “Implacable Plutón”, de la sección “alternativo”, donde ya comentábamos acerca de los efectos por los cambios que está provocando en su paso por nuestro territorio. Ergo, existen indicios lo suficientemente probables, que en los próximos dos o tres años por venir, el país transite por situaciones de grandes altibajos y desequilibrios socio económicos de gran importancia. Eso se lo podría catalogar como “el comienzo de un largo invierno” que deberemos atravesar, cuyo inicio se produjo en Abril de este año 2015, y tendrá una duración hasta pasado gran parte del 2018, en donde Urano hace cuadratura al eje Sol-Luna y al de las casas cuatro y diez, de la misma manera que ocurrió entre 1971-1973, entregándole la posta a Plutón que se encontrara en oposición al Sol desde la casa cuatro, transitando un periodo de duros cambios entre Marzo de 2016 y Diciembre de 2018. Recién a partir de allí, tal vez la Argentina comience a dejar atrás la larga noche agónica que nos hicieron padecer la clase política y sus gobernantes, en particular desde la llegada del peronismo al poder, y así podamos emprender un nuevo camino hacia la libertad, el progreso y la prosperidad para todos los argentinos. Pero antes deberemos pasar por esta prueba que nos trae el Universo. Esto puede sonar como algo irrealizable, donde solo los países serios que se lo proponen, logran alcanzar un objetivo. Posiblemente los argentinos no hemos tenido el valor suficiente de hacerle frente a los cambios que la misma dinámica del Universo nos impone. Es que el solo hecho de saber que algo dejará de ser o funcionar como lo fue siempre, nos aterra del tal manera, que terminamos aferrándonos más al él, y no tomamos conciencia, que en definitiva somos nosotros mismos los que terminamos condenándonos al fracaso y al olvido. La misma mecánica de repetir nuestros propios errores, ha sido siempre una constante en nuestras vidas, y todo por temor a no enfrentar los cambios que nos ayudan a superarlos definitivamente. Eso hizo que nos mantuviéramos inmersos en la única concepción, de que solo el populismo representado por el peronismo, puede gobernar la Argentina.


El proceso de un cambio de conciencias y pensamientos, se verán influenciados por la supremacía de estados de ánimos de ansiedad, miedo y desesperación. Pero la reacción de la defensa natural del individuo y de su instinto de supervivencia, hará que la mayoría de los que se encuentren preparados, puedan atravesar este proceso sin demasiados altibajos. Durante ese tiempo astral, la influencia de Saturno al ingreso de Sagitario, nos mostrara el camino para hallar la energía que  alimente nuestros pensamientos de forma positiva frente a ese tiempo de cambios.

El año 2017 promete ser el punto de partida para que grandes cambios a nivel mundial, comiencen a producirse, y donde toda la humanidad estará experimentando los efectos de un devenir de los tiempos, lleno de desafíos y esfuerzo, inmerso en el proceso de un cambio de conciencias y pensamientos, que se verán influenciados por la supremacía de estados de ánimos de ansiedad, miedo y desesperación. Pero la reacción de la defensa natural del individuo y de su instinto de supervivencia, hará que la mayoría de los que se encuentren preparados, puedan atravesar este proceso sin demasiados altibajos. Durante ese tiempo astral, la influencia de Saturno al ingreso de Sagitario, nos mostrara el camino para hallar la energía que  alimente nuestros pensamientos de forma positiva frente a ese tiempo de cambios. Por eso es importante comprender que en lo que resta de este año 2015, en especial ante la llegada de octubre -mes de elecciones-, es necesario que los argentinos nos pongamos seriamente a pensar, sobre cuál de los caminos que los futuros candidatos a presidente nos proponen transitar, hemos de decidir nuestro destino. Uno de ellos nos puede llevar DEFINITIVAMENTE a la recuperación de la República, las libertades, el progreso y el desarrollo del país. De igual manera, cualquiera fuera el resultado de la elección, el proceso de cambio que se impone por orden del Universo es inexorable, y no da chances para escaparse de él. Por lo cual nuestro estilo de vida se verá afectado por ese cambio, solo que su proceso será más o menos traumático, dependiendo de la sabiduría con la que decidamos a quien de esos candidatos, le daremos la responsabilidad de dirigir los destinos de la República en los próximos cuatro años. Y esto tendrá que ver directamente con la firme convicción de saber si estamos o no dispuestos a producir un verdadero cambio en nuestras vidas a partir del próximo año.


En el caso de Plutón, su ciclo ocupa 248 años, de los cuales 20 está más cerca del Sol que Neptuno. Es decir que cada 62 años hace un nuevo aspecto de inflexión o fase semejante a la Luna y el Sol. Con Plutón y su posición en la carta natal de Argentina, este ciclo queda muy bien representado en nuestra historia nacional desde nuestro nacimiento, tanto por la influencia del aspecto como por la simbología que representa. Y en este sentido, podemos ver las cosas que nos caracterizan por tradición como ser un país ganadero y agrícola por excelencia (hasta hace poco). La tradición campesina de la Argentina está muy presente en nuestra consciencia colectiva: los gauchos, las actividades ecuestres, nuestro amor por la carne, los asados, el locro, las empanadas, etc.  Son todos derivados de la posición de la Luna en casa IV en Capricornio.  Es innegable que somos un pueblo que se considera muy nacionalista y defensor de esos valores tradicionales, siempre con una mirada hacia el pasado, nostálgicos y melancólicos (tango) y con muchas dificultades para avanzar y dejar el pasado atrás. En pocas palabras, los argentinos nos negamos a crecer y ello nos condena a repetir la historia. 


A partir de febrero de 2015 la energía de inicios comenzó a hacerse sentir, Marte y Venus ingresan a Aries, signo en el que se encuentra Urano. La explosiva energía de Marte Urano estará presente hasta fines de marzo, acompañando a la séptima cuadratura Partil Urano Plutón, al equinoccio vernal 2015, y al primer eclipse total de Sol de 2015, que será a los 29° de Piscis. Esta fuerte liberación de energía, está indicando que algo definitivamente finaliza. El telón cae ruidosamente y un ciclo concluye, mientras que una nueva espiral evolutiva comienza. Este periodo puede estar acompañado de eventos repentinos y violentos, gran actividad telúrica y volcánica, así como actividad electromagnética que se hará sentir en el clima y fuertes tormentas.

Como veníamos comentando, quiérase o no, los argentinos nos encontramos frente a un gran desafío único en nuestras vidas, el cual hasta ahora nunca se nos había planteado. Y esto tiene que ver por la singular  reacción que  provocara el paso de Plutón, a partir del 2017. Debido a que la Argentina nació como país en época de luna llena, esto hace que el Sol y la Luna se encuentren  en oposición a las casas diez y seis. Convengamos también que el Sol representa la autoridad, el monarca (el presidente), y la Luna simboliza la gente, la masa popular (el pueblo). En el caso nuestro, siempre el pueblo termino oponiéndose a sus gobernantes, toda vez que éstos, por pragmatismo ideológico o simple inoperancia, terminaban rompiendo el contrato social implementando medidas contrarias a los intereses de la gente, por el solo hecho de haber sido híper populistas o demagogos. Ejemplos para los argentinos nos sobran; de hecho lo hemos vivido como una constante que se extiende hasta nuestros días. Ese permanente enfrentamiento del pueblo con el estado, se ha dado a partir del nacimiento de la Argentina como país, que con la aparición de gobiernos con regímenes de corte populistas-fascistas, fueron acentuando la manipulación del pueblo, con el solo propósito de mantenerse perpetuos en el poder. La existencia de esos gobiernos está directamente ligada a la presencia de Plutón en el signo de Piscis en casa VI y la relación Sol-Luna en los signos ocupados de Cáncer y Capricornio que aparecen en la Carta Natal de la Argentina, por lo cual queda demostrado que para terminar con el flagelo del populismo, es necesario la refundación de una nueva Republica (La Segunda República) bajo un nuevo cielo. Por eso este momento de cambio que se nos presenta, no debería ser desaprovechado en lo absoluto. Pero lamentablemente hasta ahora, la actual clase dirigente argentina que está dispuesta a sacar verdaderamente el país adelante, no ha tomado o no quiere tomar conciencia todavía, que esa es la única salida para terminar con un sistema de gobiernos, basados en el régimen del populismo. Y por el lado del pueblo, la intransigencia de muchos argentinos de no dejar de vivir en él, no ayuda a combatir ese flagelo que termina fagocitando a los más pobres y desposeídos. Si en las próximas elecciones vuelve a surgir un gobierno que se maneje con este sistema perverso basado en el clientelismo y la prebenda, seguramente atentara contra la paz social en lo venidero, ya que la situación socio económica que heredara el próximo gobierno, lo pondrá frente a un precipicio con muy poco margen de maniobra para evitar un ajuste inexorable, que tarde o temprano, como muchas veces ya ha ocurrido, termina el pueblo pagando las consecuencias, y otra vez, la dinámica de confrontación Luna (pueblo) – Sol (gobierno),  se hará sentir en las calles de la Republica.



1 comentario :

MÓNICA ROSANO dijo...

el peronismo y el radicalismo son las expresiones políticas de la Argentina, en todo caso Plutón deberá barrer con toda la dirigencia putrefacta. en esos partidos hay individuos honestos , no me parece justo abarcar en un sector la desgracia de Argentina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...